La construcción estuvo a cargo de estudiantes de la carrera de arquitectura de la Universidad Católica de Valparaíso, con apoyo del Municipio de Cisnes.

Muy contentos están los vecinos de la localidad de Raúl Marín Balmaceda, perteneciente a la comuna de Cisnes, luego de que estudiantes de la escuela de diseño y arquitectura de la Universidad Católica de Valparaíso, construyeran la plaza del pueblo, gracias al trabajo en conjunto entre la institución educacional y la Municipalidad de Cisnes.

“En esta oportunidad estamos en el Puerto de Raúl Marín Balmaceda, donde más de 50 alumnos con sus profesores de la escuela de arquitectura de la Universidad Católica de Valparaíso, llegaron hacer un aporte, a trabajar en nuestra comunidad, colaborando con nuestro municipio, para mejorar y conservar la plaza, queremos agradecer a cada uno de los estudiantes, que en el día de hoy, no solamente se llevan un recuerdo, sino una experiencia para sus vidas”, expresó el alcalde de Cisnes, Francisco Rocagliolo.

El edil enfatizó además que esta obra está hecha pensando en la accesibilidad universal, en la cual, personas de distintas índoles, edad o condición, pueda tener acceso sin ningún tipo de inconveniente, por lo tanto, y según palabras del alcalde, “estamos trabajando por nuestra comunidad, pero también con uno de nuestros objetivos como municipio, que es ser colaborativo, trabajar en asociatividad con instituciones que generen un beneficio directo a nuestra comunidad”, expresó el alcalde.

El profesor y director de la carrera de arquitectura de la casa de estudios, don Ivan Ivelic comentó que ha sido maravilloso la estadía en Raúl Marín, por todas las experiencias con la gente de la comunidad y recalcó la entrega de los estudiantes, señalando que “ha sido un trabajo muy arduo e interrumpido, de 8 de la mañana a 9 de la noche por parte de los alumnos, están todos muy contentos con el resultado, y que no solo les servirá de experiencia en su formación, sino también en el aporte que hacen a localidades postergadas tal vez y muy extremas como es la región de Aysén”

Para el profesor de la Escuela Amanda Labanca, Milton Lopendia, los más contentos con la nueva construcción de la plaza, eran los niños de la escuela, que día a día preguntaban que se estaba realizando y cuando terminarían. “Contar con una obra como esta, sobre todo hecha por jóvenes con sus propias manos, ha sido muy bonito, motivador y significativo, no solo para la comunidad, sino en especial para los niños, hubo una muy buena acogida por parte de los estudiantes de arquitectura, de recoger las ideas de los niños para este proyecto”, señaló el educador.

Finalmente el académico manifestó las ansias que este tipo de obras se sigan haciendo, no solo en esta localidad, sino también en otros lugares tan apartados de la región, e invita a la ciudadanía a cuidar de la nueva plaza, para que perduré en el tiempo.

Cabe destacar, que no es la primera vez que el Municipio de Cisnes trabaja en conjunto con la Universidad Católica de Valparaíso, ya que el año pasado, estuvieron trabajando en la construcción de refugios, en los Puertos de Gala y Gaviota.